cuatro formas de ver los documentos

El documento que tenemos en pantalla puede ser visto de varias formas. Las más importantes son dos: Normal y Diseño de página. Para cambiar de una forma a otra hay que seleccionar la opción Ver (en la parte superior de la pantalla, donde dice Archivo, Edición, Ver, …)

La más recomendable es la de diseño de página, ya que en este formato vemos el texto dentro de una hoja imaginaria en pantalla, es como si tuvieras una hoja de papel en la pantalla del ordenador y escribieras directamente sobre ella. Fíjate que en este formato ves el borde del papel, los márgenes (zona alrededor del papel donde no se escribe).

Si seleccionas el formato Normal, comprobarás que no se ven ni los márgenes ni el borde de la hoja del papel, simplemente se ve toda la ventana de color blanco y lo que escribes sale dentro. Esta forma de ver un texto en Word es recomendable si tienes un ordenador algo antiguo (menos de un pentium, por ejemplo), si no, es mejor el diseño de página. Vista Preliminar
En la parte superior de la ventana tienes un botón que tiene dibujada una lupa encima de una hoja de papel. Este botón es el de Vista Preliminar.

Si lo pulsas con el botón izquierdo del ratón verás que aparece una presentación distinta. Esta presentación no te sirve para escribir en el papel normalmente, sino que es para poder ver cómo saldría el texto por la impresora sin tener que gastar papel.

Fíjate que el papel aparece en pequeño, si tienes algo escrito, seguramente no serás capaz de leerlo, a no ser que tengas un monitor grande (17 pulgadas o más). Esta forma de ver la hoja no es para que puedas leerlo ni escribir, sino para echar un vistazo.

Fíjate que si paseas el cursor del ratón por encima de la hoja en la pantalla tiene forma de lupa.

Si haces clic en cualquier parte de la hoja con la lupa, la lupa aumentará la zona que has seleccionado.

Si vuelves a hacer clic, el papel volverá a verse en pequeño.

Para salir de la vista preliminar busca en la parte superior de la ventana un botón que dice cerrar y haz clic sobre él con el botón izquierdo del ratón.

 

 

Imprimir el texto
Si tienes una impresora conectada al ordenador, seguramente te guste imprimir los textos que vayas realizando. Para ello sólo tienes que pulsar el botón que tiene dibujada una impresora (está justo al lado del botón de la vista preliminar).

Asegúrate de que la impresora está correctamente conectada al ordenador y de que está encendida y tiene papel antes de pulsar este botón.
Negrita, cursiva y subrayado

Antes de comenzar a ver estos aspectos tenemos que asegurarnos de que vemos las barras de herramientas.

Las barras de herramientas son en realidad una serie de botones que aparecen normalmente en la parte superior de la ventana de Word (aunque pueden aparecer abajo o a los lados)

Fíjate que en la parte superior de la ventana de Word aparecen una serie de palabras: Archivo, Edición, Ver, Insertar, … y al final del todo aparece una interrogación (?). Si pulsas justo al lado de esta interrogación con el botón derecho del ratón verás que aparece una ventana llena de opciones: Estándar, Formato, Autotexto…

Algunas de estas opciones aparecen con una marca de verificación delante (v) que significa que están activadas.

Las dos primeras (Estándar y Formato) deben estar activadas normalmente, ya que son las que nos dan acceso a los botones más utilizados habitualmente. Así que si ves que alguna de estas dos opciones no lleva delante la marca de verificación (v) tienes que seleccionarla con el botón izquierdo del ratón.

Si no realizas el paso anterior correctamente, muchas de las cosas de este tutorial no te van a salir…

Muchas veces nos encontraremos con el caso de querer resaltar una palabra o frase. Podemos hacer esto fácilmente utilizando negrita, cursiva o subrayado. Para activar o desactivar cualquiera de estos formatos utilizamos los tres botones que están situados normalmente en la parte superior de la ventana de Word rotulados con una N, una K, y una S respectivamente.

Si haces un clic con el ratón sobre el botón que tiene la N, verás que dicho botón aparece como si estuviera pulsado hacia dentro. Esto significa que has activado negrilla. Si pruebas a escribir ahora cualquier palabra, verás que aparece más oscura de lo normal.

Si vuelves a pulsar la misma tecla N, verás que se desactiva y el botón aparece como antes (sin pulsar). Escribe y comprueba la diferencia.

Ahora pulsa el botón K situado a la derecha del botón N. Este botón activa la cursiva, que hace que los caracteres aparezcan inclinados. Prueba a escribir algo y comprueba el resultado.

Vuelve a pulsar la misma tecla K para desactivar la cursiva.

La tercera tecla S subraya un texto. Para activarla y desactivarla sólo tienes que pulsar el botón tal como hiciste con la negrilla y la cursiva.

Puedes combinar estos tres botones como quieras, por ejemplo, puedes activar negrilla y cursiva pulsando los botones correspondientes o incluso las tres cosas a la vez.

Prueba varias veces distintas combinaciones hasta que te salga con soltura.

* Intenta escribir el siguiente texto tal y como aparece aquí y recuerda no pulsar la tecla Enter para bajar de línea (es automático):

Recientemente se ha instalado en España Superhost, una compañía belga que se dedica principalmente a alojar dominios en Internet. El servicio se basa en 70 servidores IBM con líneas de capacidad de 45 Mbits por segundo. El coste mínimo es de 7.000 pts al mes por 12 Mb de espacio para páginas Web.

Justificación de un párrafo

Justificar un párrafo significa simplemente decidir si el párrafo va a estar alineado a la izquierda, al centro, a la derecha o a ambos lados. Por ejemplo:

Este párrafo es un ejemplo de justificación a la izquierda. De esta forma es más fácil comprender los tipos de justificación simplemente echándole un vistazo. Fíjate que todas las líneas de este párrafo están pegadas a la izquierda de la hoja.

Este párrafo es un ejemplo de justificación a la derecha. De esta forma es más fácil comprender los tipos de justificación simplemente echándole un vistazo. Fíjate que todas las líneas de este párrafo están pegadas a la derecha de la hoja.

Este párrafo es un ejemplo de justificación al centro. De esta forma es más fácil comprender los tipos de justificación simplemente echándole un vistazo. Fíjate que todas las líneas de este párrafo están situadas justo en el centro de la hoja.

Este párrafo es un ejemplo de justificación a ambos lados. De esta forma es más fácil comprender los tipos de justificación simplemente echándole un vistazo. Fíjate que todas las líneas de este párrafo están pegadas a la izquierda y a la derecha de la hoja.

El tipo de justificación normal para un texto es el completo, es decir, el que justifica el texto a la izquierda y derecha, ya que le da un toque más profesional.

Si te fijas, este Tutorial utiliza principalmente este tipo de justificación. Sin embargo, el resto de justificaciones también son utilizadas con frecuencia.

La justificación centrada se suele utilizar para títulos o cabeceras de página y la justificación derecha para fechas en cabeceras de cartas, por ejemplo.

Cambiar la justificación de un párrafo es muy fácil, ya que Word nos muestra una serie de botones (justo al lado de los botones de negrilla, cursiva y subrayado) con unas líneas dibujadas. Estos botones activan la justificación a la izquierda, al centro, a la derecha y completa respectivamente. Fíjate que las líneas dibujadas en ellos aparecen movidas a un lado o a otro.

Para que comprendas cómo funcionan estos botones vamos a realizar una prueba:

* Pulsa el botón que justifica al centro (el segundo de los cuatro). Si lo has hecho bien, el cursor debería de estar en el centro de la ventana de Word.

* Escribe tu nombre y fíjate cómo las letras se van apartando del centro quedando al final completamente centradas.

* Pulsa la tecla Enter y fíjate que el cursor sigue estando en el centro. Esto es así hasta que no seleccionemos otra justificación distinta. Prueba a seleccionar la justificación izquierda (el primero de los botones comenzando por la izquierda)

* Prueba a escribir tus apellidos y pulsa Enter. Si realizas bien este paso, tus apellidos deben estar escritos a la izquierda de la hoja. Y el cursor debe de estar debajo también a la izquierda.

* Cambia la justificación a la derecha (el tercer botón comenzando por la izquierda) y escribe tu dirección.

* Pulsa Enter y selecciona la justificación completa (el último botón).

* Fíjate que, aparentemente no hay diferencia entre la justificación izquierda y la completa ya que el cursor aparece a la izquierda. La diferencia entre estas dos justificaciones se aprecia cuando se han escrito dos líneas de texto o más.

Te habrás fijado que a la derecha del teclado existen cuatro teclas con una flecha dibujada cada uno de ellos. Las flechas apuntan arriba, abajo, a la derecha y a la izquierda. Estos botones hacen que el cursor se mueva por la pantalla en los sentidos que indican las flechas. Por ejemplo, pulsa varias veces el botón con la flecha que apunta hacia arriba y fíjate que el cursor sube por la ventana de Word.

Sigue subiendo hasta que llegues a la línea que tiene tu nombre y luego cambia la justificación al centro y luego a la derecha. El nombre debe cambiar de lugar en la pantalla según la justificación que hayas seleccionado.

Fíjate que puedes cambiar la justificación de un texto incluso después de haberlo escrito.

Prueba a cambiar la justificación del resto de las líneas moviéndote arriba y abajo.

 

 


Cerrar un texto
Cuando hemos terminado de trabajar con un texto, debemos cerrarlo.

Para cerrar el texto que has escrito en la pantalla:

* Fíjate que en la parte superior derecha de la ventana de Word, aparecen dos botones (uno encima de otro) con una X dibujada encima.

* Pulsa el botón que está debajo, ya que es el que nos permite cerrar el texto.

* Cuando le des verás que aparece una pequeña ventana que nos pregunta si queremos guardar el texto. Pulsa el botón que dice No.

Si te fijas ahora no puedes escribir nada, ya que no hay ninguna hoja en la pantalla. Para conseguir una hoja nueva:

* Fíjate en la barra de herramientas (donde están los botones).

* El primero de los botones lleva dibujada una hoja en blanco

* Pulsa este botón y tendrás una nueva hoja en blanco en la pantalla

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: